21 noviembre 2022

5 trucos para ahorrar en la cocina

A todos los que amamos pasar tiempo en la cocina, nos ha surgido un gran inconveniente: el elevado precio de la electricidad y del gas. A esto se suma nuestra parte de responsabilidad con el medio ambiente a través del ahorro energético y de agua con el que podemos contribuir para cumplir los objetivos climáticos si sabemos cómo administrar bien el uso de nuestros electrodomésticos y menús para lograr así rutinas más sostenibles. 


Las cocinas son, sin duda, las señaladas como los lugares del hogar que mayor gasto energético acarrean. Pero no por ello tienen que dejar de ser un atelier de platos exquisitos con los que dar rienda suelta a nuestra pasión por el arte culinario. Hoy en Verleal te contamos algunos trucos para ahorrar en energía en la cocina y seguir siendo un auténtico cocinillas, pero, eso sí, un cocinillas más eficiente.

1. Dale un buen uso a tus electrodomésticos

Tal vez el primer paso para ahorrar en la cocina implique conocer bien el funcionamiento de nuestros electrodomésticos, y si tenemos la suerte de que estos cuenten con calificación A++, ya es un buen comienzo. En el caso de la nevera, que es el electrodoméstico que más consume, no hace falta mantener temperaturas tan bajas como en verano: dejarla a 5º, a diferencia de los 3º necesarios en verano, es más que suficiente. La olla exprés, aunque haya caído en desuso tras ser el gran hit de los 80, puede convertirse de nuevo en la aliada perfecta para evitar que tus facturas de la luz alcancen niveles heladores. La freidora de vapor y, sobre todo, la olla de cocción lenta (aunque no lo parezca dado el tiempo que requiere su uso) son también estupendas opciones para cocinar ahorrando. Y el wok, ese invento tan popular del sur de Asia donde la leña era escasa, es una herramienta perfecta para el ahorro de energía y para saltear verduras. Aunque si un electrodoméstico que destaca por su eficiencia en la cocina, ese es el microondas, con el que además puedes preparar muchos más platos de los que seguramente te imaginas.

2. Trucos a la hora de cocinar

El secreto para ahorrar cocinando no solo está en la certificación de nuestros electrodomésticos ni en el uso que les demos. También nuestro modus operandi a la hora de cocinar es importante. Por eso, recuerda que refrigerar los alimentos cuando se hayan enfriado es más eficiente que cuando todavía están calientes. O aprovecha para llenar la bandeja del horno cuando decidas usarlo –es otro de los grandes consumidores de energía–, y no caigas en la tentación de abrirlo de vez en cuando para ver cómo avanza tu plato, ya que eso hace que se pierda gran parte del calor. Otro truco para ahorrar energía consiste en apagar la vitrocerámica antes de que termine la cocción; verás que los fuegos se mantienen calientes durante un tiempo, completando así los minutos que le hacían falta a tu plato. Y, cuando hayas terminado de cocinar, no te olvides de desenchufar los aparatos que no uses, como la cafetera, el microondas o el tostador porque, aunque no estén en funcionamiento, siguen consumiendo energía

3. Planea tu compra y menús

Lo de cocinar ahorrando no es, realmente, algo nuevo. Lo han practicado nuestras abuelas durante todas sus vidas, y ahora nosotros podemos heredar todos esos conocimientos e incorporarlos en nuestro día a día. En esta estrategia de ahorro energético, hay un momento que no podemos pasar por alto, aunque no parezca tan esencial como cuando llega el turno de cocinar y encender los fuegos. Hablamos del momento de ir al supermercado. Antes de llenar tu carrito, te recomendamos que hayas hecho una lista de la compra en casa y que lleves bien pensados los menús de la semana para cocinar platos que no requieran mucho gasto de tiempo y energía en su elaboración. Una compra bien planificada pasa, como es lógico, pasa por prestar especial atención al precio de los alimentos. Pero también por no dejarse seducir en exceso por los tentadores carteles que anuncian ofertas especiales: puede que muchos de esos productos no los necesitas e, incluso, que no los vayas a usar en tus próximas comidas.

4. Cocina de aprovechamiento

Sin embargo, una buena planificación no tiene por qué ser sinónimo de escoger los productos al mejor precio, pero sí de aprovecharlos para diferentes platos y así evitar cocinar todos los días, con el despilfarro energético que eso supone. ¿Ha sobrado algo de pollo durante la cena? No lo tires: puedes utilizarlo para preparar un arroz o un caldo al día siguiente. Parece una obviedad y algo que todos hemos hecho ya en alguna ocasión, pero en realidad es todo un acto de creatividad el saber cómo aprovechar las sobras para darles una nueva y deliciosa vida y reducir el desperdicio alimentario. 

¡Inspírate con nuestras recetas!

Chips de alcachofas crujientes

4 personas
Fácil
15 min.

Espárragos vestidos con jamón

4 personas
Fácil
20 min.

Habas baby Fit

4 personas
Fácil
25 min.

5. Elige alimentos duraderos, sostenibles y de rápida preparación

Todos tenemos claro que no requiere el mismo tiempo, esfuerzo ni gasto el dedicar un día entero a elaborar un cocido (con el lento chuf chuf que eso supone), que preparar una ensaladita rápida. Aunque en esta época del año, hemos de reconocer que un plato caliente es bastante apetecible. Por eso, para ahorrar en la cocina durante el invierno, uno de los grandes trucos es utilizar alimentos ultracongelados ya que, además de suponer un considerable ahorro energético por la rapidez con que se elaboran, también evitan el despilfarro de comida al utilizar solo la cantidad necesaria para cada plato y poder devolver la bolsa al congelador sin riesgo de que los alimentos se estropeen. ¿Imaginas el ahorro de tiempo y energía que supone un arroz precocido de Verleal? ¿Y unos pimientos asados o una menestra que basta con saltear unos minutos? Además, cocinar con verduras y hortalizas ultracongeladas no supone renunciar a sus propiedades saludables ni a la creatividad en nuestros platos. Y si no, prueba a echar un vistazo a las recetas de nuestro blog, con las que podrás preparar rápidamente platos exquisitos, con productos que respetan el medio ambiente y que te permitirán ahorrar en la cocina.

Y tú, ¿cómo haces para ahorrar mientras cocinas? ¡Te leemos en comentarios! 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS
Finalidades:
Publicar su comentario.
Legitimación:
Consentimiento del interesado
Destinatarios:
No están previstas cesiones de datos.
Derechos:
Retirar el consentimiento en cualquier momento, acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación, oposición a su tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.aepd.es).
Información Adicional:
Puede ampliar la información en el enlace de política de privacidad.

Últimos artículos del blog

Cocina

10 diciembre, 2021

5 ideas de cenas bajas en calorías

por Verleal
Te mostramos varias opciones de cenas bajas en calorías, deliciosas y muy...
Cocina

3 junio, 2022

Recetas y comida de primavera

por Verleal
Te presentamos varias recetas de primavera ideales para tomar en esta época...
Bienestar

23 febrero, 2022

Los trucos más efectivos para optimizar tu…

por Verleal
Si quieres ser más productivo en tu día a día, te contamos...