18 abril 2022

Cómo tener una cocina más eficiente y ahorrar luz y agua

Cuidar el consumo de energía y agua en casa es una de las aportaciones que todos podemos hacer a nivel particular para hacer frente a la crisis climática. En Verleal somos conscientes de que cada pequeño gesto importa y por eso apostamos por un firme compromiso con la sostenibilidad y con nuestro entorno. Por eso, hoy repasamos algunos consejos para ahorrar en la cocina, uno de los espacios del hogar donde más se utilizan todo tipo de recursos, para que puedas también poner tu granito de arena, y de paso, ahorrar en las facturas de suministros.

Ahorrar luz y agua, un alivio para el clima y el bolsillo

Muchas veces nos preguntamos cómo podemos colaborar para frenar el deterioro de nuestro planeta y qué podemos hacer desde nuestro ámbito personal para reducir la huella que dejamos en el ecosistema. La verdad es que es mucho lo que podemos aportar cuidando los hábitos de consumo de energía y agua en casa.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, los procesos destinados a generar energía para electricidad, calefacción y transporte fueron los responsables del 78% de los gases de efecto invernadero emanados por Europa en el año 2015. Esto es solo un pequeño ejemplo del impacto que tiene el consumo de energía sobre el equilibrio climático. 

Teniendo en cuenta esta realidad, es necesario que tomemos conciencia de lo que generan nuestras actividades diarias en la salud del planeta, y lo que podemos hacer para reducir dicho efecto. Además, adoptar hábitos de consumo más conscientes, no sólo ayuda al medioambiente, sino a nuestra economía, teniendo en cuenta que vivimos tiempos donde el precio de la energía y el agua son cada vez más altos. 

6 consejos para tener una cocina eficiente


Si bien en casa consumimos energía y agua constantemente, existe una zona del hogar que, sin duda, gana el primer puesto en cuanto a consumo de recursos se refiere. Y es que la cocina, debido a la gran cantidad de tareas domésticas que se realizan aquí, es el espacio donde utilizamos la mayor cantidad de electricidad y agua.

A continuación te compartimos 6 consejos para ahorrar energía y agua en la cocina, que te permitirán reducir los costes de tus facturas de suministros a la vez que contribuyes a mejorar la sostenibilidad del planeta.

1. Asegúrate de que tus electrodomésticos sean eficientes

Todos los electrodomésticos que usamos en la cocina, desde la nevera hasta el microondas, tienen una etiqueta que permite ver su nivel de consumo eléctrico. Actualmente, la escala que regula y clasifica la eficiencia energética de los aparatos va de la letra A a la G, siendo la primera la de mayor eficiencia. Antes de marzo de 2021, esta escala incluía la A+++, A++ y A+, pero se simplificó a nivel europeo, dejando la actual en 7 letras. Si necesitas renovar algún electrodoméstico es fundamental que tengas en cuenta esta clasificación. Piensa que un aparato de tipo A puede consumir hasta un 75% menos de electricidad que uno tipo G. 

2. No dejes correr el agua en el fregadero

Uno de los errores más comunes que tenemos al utilizar agua en la cocina, es lavar las verduras o los platos con el grifo abierto. Al dejar correr el agua desperdiciamos decenas de litros por minuto, por lo que es recomendable abrir y cerrar el grifo cada vez que lo necesitemos en vez de dejar correr el agua mientras, por ejemplo, enjabonamos los platos. El uso de nuestras verduras congeladas Verleal también te permitirá ahorrar agua en la cocina, ya que no necesitas lavarlas antes de cocinarlas, pues vienen listas para ser cocinadas directamente, sin necesidad de tener que descongelarlas previamente.

3. Adapta la temperatura de tu frigorífico a la temporada

Aunque parece que estuviésemos hablando de moda, nuestra nevera debe ir de la mano de la temporada. Ajusta su temperatura según el clima, más fría en verano y templada en invierno, de esta manera no le exigirá tanto al equipo y, por tanto, reducirá su consumo eléctrico. Para que tengas un parámetro, la temperatura media de la nevera debe estar entre los 3 y los 5 grados centígrados y la del congelador entre los -15 y los -18.

¡Inspírate con nuestras recetas!

Alcachofas Benedict

4 personas
Fácil
29 min.

Chips de alcachofas crujientes

4 personas
Fácil
15 min.

Espárragos silvestres

4 personas
Fácil
18 min.

4. No pases por alto una fuga de agua

Aunque su sonido puede resultar algo molesto y sabemos que esa gota está cayendo constantemente en el fregadero, solemos pasar por alto las fugas de agua pensando que suponen un gasto mínimo. Nada más lejos de la realidad. Un grifo goteando puede llegar a representar -dependiendo del caudal del goteo- unos 5 litros de agua desperdiciada por día. Hasta que llegue el fontanero para reparar esa fuga, puedes poner un recipiente para reutilizar el agua que se pierde. Podrás emplearla para regar las plantas, limpiar los cristales, etc.

Si ya te has asegurado de que no haya fugas, comprueba que estén bien cerrados cada vez que termines de utilizarlos.

5. Evita que la nevera y el horno pierdan temperatura

Aunque ambos electrodomésticos están pensados para tareas opuestas, tienen algo en común, ya que si mantenemos sus puertas abiertas más de lo necesario pierden eficacia. Cuando necesites algún alimento de la nevera piensa primero lo que quieres, de esta forma evitarás tenerla abierta mucho tiempo, reduciendo así la pérdida de frío, y por consiguiente el consumo de energía. En el caso del horno pasa algo similar, si estás cocinando no lo abras constantemente para comprobar el punto de cocción de la comida, aprovecha la luz interna para ver a través del cristal de la puerta. De esta manera evitarás que pierda calor y que tenga que recuperarlo posteriormente. 

6. Incorpora un aireador a tu grifo

Existen unas pequeñas piezas llamadas atomizadores o aireadores de agua que se instalan en los grifos. Estos accesorios permiten mezclar el agua con el aire, mejorando la presión de la misma y logrando así una reducción del consumo de la misma que puede llegar hasta un 25%.

Ahorrar en la cocina un hábito necesario

Tomar medidas frente al cambio climático es una responsabilidad colectiva donde cada acción positiva suma. Como hemos visto, todos podemos contribuir en nuestro día a día. Ahorrar en la cocina recursos como el agua y la electricidad es un hábito con el que reducimos el impacto que generamos sobre el medioambiente y además, ahorramos en los gastos domésticos.

En Verleal apostamos por acompañar y colaborar en estas iniciativas y cambios de hábitos que ayuden a mejorar las condiciones en las que convivimos con la naturaleza. Por ello mantenemos nuestro compromiso para lograr que en los próximos 5 años la energía que utilicemos sea 100% renovable. Cada paso que damos juntos ayuda a aliviar la carga que le generamos al planeta, que al fin y al cabo es nuestra casa común. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS
Finalidades:
Publicar su comentario.
Legitimación:
Consentimiento del interesado
Destinatarios:
No están previstas cesiones de datos.
Derechos:
Retirar el consentimiento en cualquier momento, acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación, oposición a su tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.aepd.es).
Información Adicional:
Puede ampliar la información en el enlace de política de privacidad.

Últimos artículos del blog

Cocina

13 diciembre, 2021

8 entrantes con verduras para sorprender en…

por Verleal
Disfruta estas Navidades con estos entrantes con verduras, perfectos para los que...
Bienestar

21 febrero, 2022

Deportes de invierno para mantener un buen…

por Verleal
Si quieres empezar a practicar deporte de invierno, en este post encontrarás...
Alimentación

8 septiembre, 2021

5 consejos que te ayudarán a comer…

por Verleal
Te mostramos algunas ideas que te ayudar a conocer cómo comer sano...