5 septiembre 2022

Qué es el mindfulness y cómo ponerlo en práctica

Hace ya tiempo que todo el mundo habla del mindfulness, esa concentración plena y atención al momento presente que persigue mejorar el bienestar y calidad de vida de aquellos que lo practican. Y no son pocos sus seguidores ni los ámbitos en los que ya se ha introducido, desde terapias de pareja hasta técnicas de liderazgo, programas para mejorar la “claridad” de deportistas de élite, residencias para la tercera edad y centros médicos, etc. Pero, ¿de qué hablamos exactamente cuando hablamos de mindfulness

Hoy en Verleal queremos contarte los beneficios de esta praxis y por qué deberías incluirla en tu día a día. 

Qué es mindfulness

El término inglés mindfulness parte de una primera traducción que se hizo de la palabra sánscrita sati, que hace referencia a la “memoria del presente”. Su traslado al español ha tomado varias formas, todas ellas compuestas: plena conciencia, presencia mental, presencia plena o conciencia abierta. Aunque la más empleada por los hispanohablantes es, sin duda, la de Atención Plena. 

Es habitual relacionar el mindfulness con el budismo, sobre todo con la meditación Vipasana, pero lo cierto es que muchas tradiciones y culturas orientales lo han utilizado de forma implícita o explícita a lo largo de la historia. Sin embargo, fue en el seno del budismo, en el siglo VII a.C., donde se desarrolló un corpus amplio de prácticas que buscaban reorientar el foco mental hacia el momento presente, huyendo así de pensamientos ansiosos e intrusivos sobre el pasado y el futuro. Durante las últimas décadas, el mindfulness ha ido adquiriendo gran popularidad en Occidente, sobre todo gracias a la difusión y desarrollo que han hecho de esta práctica el biomédico Jon Kabat-Zinn, el cardiólogo estadounidense Herbert Benson o el neurocientífico Sam Harris. Hoy, la atención plena es una filosofía aconfesional que no solo es practicada por millones de personas y recomendada por terapeutas, sino que también es objeto de estudio de investigaciones científicas del ámbito de la salud.

A través de prácticas de meditación y concentración, el mindfulness tiene como objetivo lograr un profundo estado de conciencia que nos ayude a gestionar nuestras emociones, reacciones, actitudes y pensamientos. El método se erige sobre un principio básico: centrar una atención plena en el momento presente. 

Cómo practicar mindfulness

La práctica de meditación de mindfulness no requiere de mucho trabajo, pero sí un ejercicio de constancia y dedicación. 

  1. Elige un sitio libre de ruidos y con una temperatura agradable. Puede ser en un entorno abierto o en un interior, pero recuerda desconectar el teléfono móvil y otros dispositivos que puedan entorpecer tu concentración. 
  1. Usa ropa cómoda que no oprima tu cuerpo y, si te apetece descalzarte, todavía mejor. 
  1. Siéntate en el suelo, no hace falta que sea en posición de loto, pero sí con la espalda en ángulo recto para facilitar la respiración. Si lo necesitas, puedes utilizar una esterilla o cojín para una mayor comodidad. 

¡Inspírate con nuestras recetas!

Alcachofas estrelladas con champiñones y papada

4 personas
Fácil
15 min.

Espárragos vestidos con jamón

4 personas
Fácil
20 min.

Gratén de judías verdes con tomate

2 personas
Fácil
25 min.
  1. Relaja las articulaciones y concentra la atención en la respiración. Céntrate en reconocerla y dejar que fluya por todo el cuerpo. Los pensamientos que aparezcan, no debemos juzgarlos como buenos o malos, sino limitarnos a percibirlos. La meta final de la meditación de mindfulness, después de mucha práctica, es dejar la mente en blanco. 
  1. Podemos empezar haciendo los ejercicios de meditación poco a poco, diez minutos al día, hasta llegar a la media hora diaria, que es lo que se recomienda en la práctica de la atención plena. 

Beneficios del mindfulness

Según la filosofía del mindfulness, lo que nos provoca malestar no son los hechos, sino cómo nuestras emociones y pensamientos se relacionan con ellos. A través de la meditación, la atención plena no busca eliminar en su totalidad el dolor emocional, sino reconocer su existencia y aceptarla. Veamos algunos de los beneficios que el mindfulness puede aportar a nuestra salud física y mental.

  • Ayuda a combatir el estrés, la ansiedad y la depresión. Al igual que hacen el yoga y la meditación, el mindfulness reduce los niveles de cortisol, una hormona que se libera en respuesta al estrés. 
  • Sirve para controlar los trastornos de sueño. Esos niveles bajos de cortisol nos ayudan a relajarnos y, por tanto, también a dormir mejor por las noches. 
  • Mejora la capacidad de concentración al volvernos capaces de reenfocar la atención de forma consciente y lograr una visión más amplia y equilibrada de lo que nos rodea. 
  • Perfecciona la memoria. La meditación podría aumentar la materia gris del hipocampo, encargada de regular no solo las emociones, sino también la memoria. 
  • Mejora la creatividad. Nuestra mente es capaz de generar más ideas en un estado de relajación, libre de estrés y ansiedad. 
  • Reestructura el cerebro y retrasa el envejecimiento. La meditación, parte fundamental del mindfulness, aumenta el tamaño de los telómeros, unas estructuras que se localizan en los extremos de los cromosomas y que se relacionan directamente con el envejecimiento y el desarrollo de algunas patologías relacionadas con la vejez. 

Ahora que ya conoces lo que es el mindfulness, toma aire, relájate y respira. Y recuerda que la atención plena es algo que se puede practicar en cada momento del día a día, no solo durante los ejercicios de meditación, sino que podemos centrarnos en lo que estamos comiendo cuando comemos o en lo que caminamos cuando estamos dando un paseo. Recuerda también que, como asegura la popular expresión latina mens sana in corpore sano, para alcanzar el equilibrio entre mente y cuerpo es necesario cuidar nuestro organismo, hacer deporte y llevar una dieta saludable que incluya frutas y verduras. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS
Finalidades:
Publicar su comentario.
Legitimación:
Consentimiento del interesado
Destinatarios:
No están previstas cesiones de datos.
Derechos:
Retirar el consentimiento en cualquier momento, acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación, oposición a su tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.aepd.es).
Información Adicional:
Puede ampliar la información en el enlace de política de privacidad.

Últimos artículos del blog

Bienestar

28 abril, 2022

Descubre la importancia de estar hidratado

por Verleal
Un factor muy fundamental para cuidar nuestra salud es beber mucha agua....
Bienestar

15 marzo, 2022

¿Sabes qué es el slow life?

por Verleal
Slow life: vivir más despacio y vivir de manera más consciente es...
Cocina

31 enero, 2022

¿Cuándo y cómo hay que descongelar la…

por Verleal
Te contamos cómo descongelar la nevera para que este electrodoméstico se mantenga...