27 octubre 2021

¿Cómo saber si la verdura que comemos ha sido recolectada en el momento óptimo?

Si queremos disfrutar de todas las propiedades y nutrientes que nos ofrecen las verduras es importante consumirlas en el momento en el que han sido recolectadas o congelarlas en ese momento, para que cuando las vayamos a tomar sigan conservando todos sus beneficios.

Hay sabores, texturas y aromas que son difíciles de olvidar y que nos llevan a las raíces. Por eso, resulta muy habitual escuchar aquello de: “como en el pueblo, nada sabe igual”. Y, ¿sabes cuál es el “secreto” del pueblo? Que los alimentos siempre han ido de la huerta a la mesa. Porque sí, si algo caracteriza a la gente de campo es la experiencia y la sabiduría en lo que al cuidado de sus cultivos se refiere. Conocimientos y amor por la tierra que en Verleal también tenemos y, por esta razón, podemos ofrecer a nuestros clientes verduras congeladas que, al haber sido recolectadas en su momento más óptimo y por saber cómo se conservan mejor cada una de las verduras que tenemos a disposición en nuestro catálogo, tienen en el mismo sabor y las mismas propiedades que cuando fueron recolectadas.

Pero ¿cómo saber si una verdura es fresca o no cuando vamos al mercado a por ellas? ¿Y cómo saber que, efectivamente, la verdura congelada fue recogida en su momento óptimo y, por tanto, la puedo consumir igual que si estuviera recién cultivada y así disfrutar de su sabor y propiedades?

Respondemos a estas dos preguntas en el artículo que ahora mismo estás leyendo, de manera que, por un lado, cuando compres las verduras por tu cuenta sepas que no te están dando gato por liebre o seleccionar aquellas que sean más frescas y que cuando compras productos congelados Verleal, puedas comprobar por tu cuenta que no te engañamos.

¿Cómo puedes identificar que la verdura ha sido recolectada en su momento óptimo?

¿Qué características tiene la verdura en su momento óptimo de recolección?

A veces podemos pensar que es muy sencillo que nos den gato por liebre, pero, en realidad, lo que es fácil es diferenciar entre una verdura que está en su punto óptimo y otra que no lo está, teniendo en cuenta estos puntos: 

  • Fíjate que la verdura tenga una textura firme: pero natural, es decir, que sea tersa, que no tenga abolladuras o que estén picadas.
  • Que no tenga zonas blandas: o acuosas, porque se te va a poner mala enseguida.  
  • Fuera golpes: una verdura que ha sufrido golpes es más fácil que, aunque haya sido recogido en su punto óptimo, pueda perder propiedades.
  • Que no tenga puntos o manchas negras: porque eso querrá decir que se van a pasar enseguida. 
  • Que tenga un color natural: y no uno demasiado perfecto o brillante, porque muchas veces se les añaden productos para llamar la atención de los compradores.
  • Que tenga aroma a verdura: y no a pesticida o insecticida, porque eso querrá decir que el cultivo tampoco será ni natural, ni ecológico. Eso sí, cuando huela a verdura, que el mismo no sea especialmente fuerte. Sutil, pero que te ayude a reconocerlo, cerrando los ojos. 

Por supuesto, cada verdura tiene su punto de maduración concreto. Por ejemplo, en el caso de las zanahorias, si se parten fácilmente, es que están muy jugosas. Algo que no pasa cuando parecen de goma. 

Otro ejemplo son los pepinos: normalmente, los mejores suelen ser los de tamaño mediano y color verde intenso, que estén duros por fuera, pero tengan ese ligero aroma a pepino. Las lechugas, espinacas u otros vegetales de hoja verde, que no te las vendan con humedad, porque se van a estropear enseguida.

En Verleal las verduras son frescas, frescas

Al final, la clave está en la confianza que tienes en el lugar o la marca para la que compras. En la tienda física siempre puedes preguntar a la persona que te atiende y si compras online, también podrás hacerlo por vía telemática.

Pero la confianza es algo que se gana y en Verleal llevamos años ganándonos las de nuestros clientes. 

Por eso solo trabajamos en tierras que sabemos que tienen todos los nutrientes que el producto plantado necesita. Además, estos campos están situados alrededor de la planta de congelado para que el tiempo que transcurre entre que la verdura se recolecta y se recoge sea el mínimo. 

Nuestras verduras se recolectan en su momento óptimo para ser congeladas en ese punto, de manera que cuando el consumidor las toma, se lleva a su boca el mismo sabor y propiedades que si las tomara recién recolectadas, pero con la ventaja de que ya se las damos listas para cocinar y consumir, sin necesidad de perder el tiempo en limpiar la verdura o en recortarla.

Y tú, ¿has probado nuestras verduras?

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS
Finalidades:
Publicar su comentario.
Legitimación:
Consentimiento del interesado
Destinatarios:
No están previstas cesiones de datos.
Derechos:
Retirar el consentimiento en cualquier momento, acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación, oposición a su tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.aepd.es).
Información Adicional:
Puede ampliar la información en el enlace de política de privacidad.

Últimos artículos del blog

Cocina

17 agosto, 2021

Recetas de ensaladas de verano

por Verleal
Las mejores recetas de ensaladas de verano las tenemos en Verleal. Ensaladas...
De la tierra

27 octubre, 2021

¿Cómo saber si la verdura que comemos…

por Verleal
¿Cómo puedes identificar que la verdura ha sido recolectada en su momento...
cocinar rapido
Cocina

10 noviembre, 2021

Tips para cocinar rápido

por Verleal
Compartimos contigo varios trucos para cocinar rápido, que te ayudarán a ahorrar...

Nos encontrarás en

El Corte Inglés Eroski Eleclerc Consum La Sirena Lupa Localiza tu tienda